Inforseo Agencia digital | Publicidad digital para empresas

Algunas preguntas útiles para formular a un SEO

 


Aunque pueden proporcionar servicios muy valiosos a los clientes, algunos SEO con falta de ética han perjudicado al sector con estrategias agresivas e intentos de manipular los resultados de los motores de búsqueda de forma ilícita. Toda práctica que no cumpla con nuestras directrices puede afectar negativamente a la presencia de su sitio en Google, o incluso puede provocar la eliminación del sitio en nuestro índice. Veamos algunos aspectos que debe tener en cuenta:

Sorprendentemente, nosotros también recibimos este tipo de mensajes:

“Estimado google.es:
Hemos visitado su sitio web y hemos comprobado que no está incluido en los principales motores de búsqueda y directorios…”

 

Desconfíe de los SEO que dicen garantizar las clasificaciones, que afirman tener una “relación especial” con Google o que dicen disponer de un sistema de “transferencia prioritaria” a Google. Google no hace distinción alguna. De hecho, la única forma de transferir un sitio directamente a Google es mediante nuestra página Añadir URL o mediante el envío de un sitemap. Puede hacerlo usted mismo, de forma totalmente gratuita.

Pida explicaciones si algo no le queda claro. Si un SEO crea contenido engañoso o falso en su nombre, como páginas “puerta” o dominios “desechables”, puede que su sitio quede excluido definitivamente del índice de Google. En última instancia, usted es el responsable de las acciones de las empresas que contrata. Por lo tanto, es mejor asegurarse de que sabe exactamente cómo piensan “ayudarle”.

Desconfíe de los SEO que hablan sobre la eficacia de los enlaces “gratuitos para todos”, esquemas de popularidad de enlaces o el envío de su sitio a miles de motores de búsqueda. Se trata de acciones sin utilidad que no afectan al posicionamiento de su sitio en la página de resultados de los principales motores de búsqueda, al menos no de una forma que usted podría considerar positiva.

Cuando se decida por un SEO, se recomienda realizar algunas averiguaciones en el sector. Evidentemente, Google le proporciona una manera de hacerlo. También puede consultar algunas de las noticias que han aparecido en la prensa y que conminan a actuar con precaución, incluido este artículo sobre un SEO particularmente agresivo: http://seattletimes.nwsource.com/html/businesstechnology/2002002970_nwbizbriefs12.html. Aunque Google no hace comentarios sobre empresas concretas, hemos encontrado empresas que se hacen llamar SEO y que presentan prácticas comerciales claramente inaceptables. Tenga cuidado.

Aunque Google nunca vende la posición de un sitio en nuestras páginas de resultados, hay muchos otros motores de búsqueda que combinan resultados de pago por clic o pago por inclusión con sus resultados de búsqueda web normales. Algunos SEO prometerán una posición elevada en motores de búsqueda, pero lo colocarán en la sección publicitaria en lugar de en los resultados. Algunos SEO incluso cambian en tiempo real sus precios de oferta para crear la ilusión de que “controlan” otros motores de búsqueda y de que pueden colocarse en el lugar deseado. Esta trampa no funciona con Google, ya que nuestra publicidad está claramente marcada y separada de los resultados de búsqueda. No obstante, asegúrese de preguntar al SEO al que esté pensando contratar las tarifas que se destinarán a una inclusión permanente y las que se destinarán a la publicidad temporal.

Un tipo de práctica fraudulenta habitual es la creación de dominios “sombra” que envían usuarios a un sitio mediante redireccionamientos engañosos. Con frecuencia, esta clase de dominios son propiedad del SEO que alega estar trabajando en beneficio del cliente. Sin embargo, si la relación se deteriora, el SEO podría apuntar el dominio a un sitio distinto, o incluso al dominio de la competencia. En este caso, el cliente habrá pagado por desarrollar un sitio de la competencia propiedad exclusiva del SEO.

Otra práctica ilícita es la colocación de páginas “puerta” repletas de palabras clave en algún lugar del sitio web del cliente. El SEO promete que este proceso hará que la página sea más relevante para un mayor número de consultas. Esto es completamente falso, ya que las páginas individuales raramente son relevantes para una amplia gama de palabras clave. No obstante, aún más malintencionado es que dichas páginas puerta a menudo contienen enlaces ocultos que apuntan también a otros clientes del SEO. Este tipo de páginas reduce la popularidad del enlace de un sitio y la redirecciona al SEO y a sus otros clientes, entre los que pueden incluirse sitios con contenido indeseable o ilegal.